Importancia del petroleo

En este apartado, hoy vamos a intentar explicar cuál es la importancia del petróleo en el mundo de hoy en día. A priori, ya se puede vislumbrar que el petróleo, siendo la principal fuente de energía mundial, se debe situar en la cabeza de las prioridades de todo el sistema político y económico mundial.

Transporte.

Uno de los principales derivados del petróleo es la gasolina. Gracias a la gasolina se mueven todos los vehículos del mundo, cuando digo gasolina también me refiero a otros combustibles como el diesel. De hecho, el mundo estaría casi paralizado sin petróleo, las fábricas se detendría, no podríamos viajar ni desplazarnos a otras localidades. Los tractores con los que se labra la tierra también estarían paralizados, por lo que los alimentos no podrían llegar a tiempo a cada una de nuestras casas.

importancia del petroleo

Energía.

En invierno muchísima gente pasaría frío, muchos podrían enfermar o morirse. Una gran cantidad de plantas eléctricas se alimentan gracias a los derivados del petróleo. Si bien es cierto que el ser humano puede generar electricidad por medio de otras fuentes, como son el carbón, la energía atómica o nuclear, energía solar, la energía eólica, hoy en día la mayoría de plantas generadoras de electricidad, se alimentan de productos derivados del petróleo, que al quemarse calientan las turbinas de agua y producen energía.

el petroleo y el transporte

Productos químicos.

El petróleo también es la fuente original de la mayoría de productos químicos que el ser humano fabrica hoy en día. Por poner un ejemplo, cada año 18 millones de toneladas de petróleo crudo, se transforman en materiales sintéticos en distintas fábricas de Alemania. La mayoría de estos productos son compuestos plásticos, detergentes, pinturas, e incluso medicamentos.

barriles de crudo

Ropa y productos de ocio.

El petróleo también se usa dentro de la industria textil. Hoy en día, nuestra dependencia por el petróleo dentro del mundo textil es tan grande, que se sabe que un 40% de toda la ropa del mundo ha sido fabrica cada mediante la ayuda del petróleo. Otro dato escalofriante sobre el consumo de petróleo, lo podemos encontrar en la fabricación de CDs y DVDs. Se conoce que la fabricación de estos utensilios de ocio consume la friolera cantidad de 40.000 millones de litros de petróleo al año. Por citar otro ejemplo, se sabe que la fabricación de un sofá consume un gasto promedio de unos 60 l de petróleo.

La vida sin petróleo.

¿Pero sería posible la vida sin petróleo? ¡Imposible!

Como hemos comentado, el petróleo está sobradamente integrado en nuestra sociedad y en nuestros hábitos de consumo, de tal modo que ya es imposible entender y vivir la vida sin petróleo.

El mundo consume cada día 14.000 millones de litros de petróleo. Ahora bien, lo que la gente quiere saber, el dato más importante de todos, es conocer la cantidad de petróleo que queda, y la estimación de las futuras prospecciones petrolíferas que aún quedan por extraer. Éste dato, aunque no es exacto y es muy difícil de determinar, ya se conoce con cierta precisión, y ya se puede afirmar que el petróleo se está acabando.

Algunos estudios anteriores al año 2004, estimaban la cantidad de petróleo aún sin utilizar en unos 1550 millones de barriles de petróleo. A priori esta cantidad puede parecer corta ya que la conclusión a la que llegaron los expertos, es que al ritmo de consumo de petróleo actual, las reservas únicamente alcanzarían hasta el año 2015 o 2020.

Otro dato importante que se debe tener en cuenta es que en la extracción de petróleo, debido a la presión, no es posible extraer de manera eficiente la totalidad del petróleo que se encuentra en un pozo. A medida que se extrae petróleo la presión disminuye y por lo tanto resulta más caro y más costoso seguir extrayendo.

Estudios más recientes, y más optimistas, indican que el petróleo del planeta podría agotarse dentro de 50 años. Ahora bien, esta estimación tiene en cuenta que el consumo final de todas las reservas conocidas, así como una estimación de que la sociedad humana, y ya poco a poco cambiando sus hábitos energéticos, lo que incluye fabricación de nuevas maquinarias eléctricas, la progresiva sustitución de los motores de gasolina por motores eléctricos, un aumento del reciclaje de los productos ya existentes, y por supuesto, el compromiso de todos los países por incluir y desarrollar en sus planes energéticos el uso de las energías renovables.

Leave a Reply